El cambio empieza por nosotras

Siempre te han dicho cómo comportarte para no tener mala fama

Siempre te han dicho que ellos se divierten con las “frescas” y se casan con las “buenas”

Las “buenas” son las que han tenido poca vida sexual, las que no se quedan hasta muy tarde en la discoteca, las que les gusta pasar tiempo en casa, las que les gusta cocinar, limpiar o tener hijos. Esas son las buenas. Las que se dejan dominar.

Puedes acostarte con tantos tíos como te apetezca y no eres peor que la que no se acuesta con ninguno

Puedes vestirte todo lo sexy que quieras sin que eso te haga menos digna del respeto de los demás. Si te pones una minifalda te estás respetando tanto como si te pones un vestido largo. El respeto a ti misma no lo define tu ropa.

Puede gustarte el sexo como a un tío sin que eso te convierta en una ninfómana y puedes decir en voz alta lo que le harías a ese tío sexy sin que parezcas una enferma. Tienes derecho a expresar tu sexualidad al igual que ellos.

No estás obligada a tener hijos, ni a encargarte de la comida o la limpieza por el hecho de ser mujer. No tienes que ser tú la que los lleve siempre al médico, la que se quede en casa o la que reduzca la jornada laboral. No te sientas culpable si tienes otras ambiciones en la vida.

No eres rara si no piensas constantemente en la boda ideal, o si nunca la has planeado mentalmente. Tu meta en esta vida no es casarte.

No eres la enfermera de tus suegros si él no está dispuesto a ser el enfermero de los suyos. No tienes por qué aprender a coser botones o planchar si no te apetece.

No dejes que tu suegra se crea mejor porque sepa hacer croquetas y tú no, no te sientas mal porque sugiera que ella sabe atenderlo mejor. No tienes que atenderle, no eres su criada.

No permitas que te digan “es que las mujeres de hoy en día no sabéis hacer nada”. Nunca ha existido una generación más preparada que la nuestra. Las mujeres somos mayoría en las Universidades y sacamos mejores notas. Nunca las mujeres han sabido hacer tanto como ahora.

No te hagas la tonta para no intimidarlo. Si eres más inteligente que el resto, lo eres y punto. Si eso le acompleja, que madure. Si no sabe ver la suerte que ha tenido por fijarte en él, es que tiene un grave problema de autoestima.

Las guapas no son tontas. Las sexys no son tontas. La belleza y la inteligencia no están reñidas. Sharon Stone y Shakira son superdotadas.

No dejes que insinuen que tus logros profesionales o académicos han sido conseguidos por haberte acostado con alguien. No insinues que otras lo hacen porque te han superado.

No vivas con la idea de que tienes una fecha de caducidad, tras la cual eres inservible. No se te pasa el arroz, no eres una paellera.

La talla 36 no te da la felicidad, ni la 42 te convierte en una gorda. Aceptate tal y como eres y te ahorrarás muchas llantinas tontas. Enfoca tus deseos en algo más productivo. No vales más por tu físico.

No aguantes que te miren o toquen como si fueras un filete realmente apetitoso. Si ellos tienen la cara dura, tenla tú también y ponlo en su sitio.

No llames putas y guarras a otras chicas por su comportamiento, si ese comportamiento en los hombres no tiene un insulto.

No insultes a chicas atractivas por el simple hecho de vestir de forma atractiva.

No dejes que tus amigos describan a otras chicas de forma irrespetuosa porque esas chicas no se les acercarían ni en un millón de años. No fomentes la degradación verbal hacia la mujer.

Las mujeres no nos dividimos en buenas y guarras. Esa clasificación solo hace condicionar nuestro comportamiento para que no hablen mal de nosotras. Es una forma de control. Somos personas y merecemos el mismo respeto.

Eres libre de ser como eres. De hacer lo que quieras. De comportarte como quieras. Eres tan libre como él. No deberías tener más reglas que él para tener el mismo grado de dignidad.

Respeta la libertad de las demás y te respetarán a ti. No más control sobre nosotras mismas.

ERES LIBRE, SÉ LIBRE.

Anuncios

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Lilith o Eva dice:

    Reblogueó esto en Aqui nada es obligadoy comentado:
    Solo puedo añadir que puedes ser profesional, independiente, autosuficiente y aun así, querer casarte y tener mil hijos, no te hace ser dominada ni dominante…

    1. Roales dice:

      Claro, en ningún momento he dicho que casarte o tener hijos te convierta en eso. Lo ideal es mantener tu independencia aunque formes una familia.

      1. Lilith o Eva dice:

        Exacto, no lo dije por ti, el artículo mas bien me parece que está redactado de la única manera en que entiendo que debería ser el tema de la igualdad de género, lo comento para quienes lo leen desde mi reblog 🙂
        Saludos!

      2. Roales dice:

        Ah, vale! Pues gracias por compartirlo y pasarte por mi blog!

  2. Muchas mujeres no nos damos cuenta la lucha interna de otras mujeres que no saben si quieren ser mamas o si quieren formar una familia, cuando a muchas nos surge naturalmente.
    Me ha encantado tu relato. Siempre te leo porque escribís de una manera entretenida y siempre me haces reír! Esta vez la risa no estuvo pero valió la pena la lectura!
    Gracias!

    1. Roales dice:

      Muchas gracias, espero que te siga gustando lo que hago !

  3. Anónimo dice:

    pero si tu dibujabas trajes de novia todo el rato

    1. Roales dice:

      Y qué?? Jajaja ves que dibujara al novio?, dibujaba trajes en general porque me gusta diseñar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s