Cosas serias

La importancia de tener una barbie

“No seas mariquita” Le regañó el otro día una madre a su hijo mientras iban andando por la calle, no sé qué hizo el niño, pero fuera lo que fuera, a la madre le pareció que eso era de mariquitas.

“Te ha ganado una niña”, en diferentes versiones, pero todas a vienen a ser una burla que viene a decir que los niños deben ganarle a las niñas porque ellas son más lentas, menos fuertes, menos habilidosas, menos inteligentes…

“Eres una nenaza”, frase usada para calificar a algún chico que se ha mostrado inseguro, demasiado sensible o no se ha atrevido a hacer algo.

“Eso es de niñas” le dijo el otro día una madre a su hijo cuando se acercó a un muñeco Nenuco en un escaparate. El niño no tendría más de tres años, lo mismo estaba señalando el muñeco o el reflejo de sí mismo. Su madre, que ya había considerado como absurdo que su hijo quisiera un Nenuco, se encargó de aclararle que los bebés son cosas de niñas.

El otro día fue noticia que un padre había decidido comprarle una barbie sirena a su hijo, que se lo había pedido. Obviamente todos piensan que ese niño a ver gay.

¿Por qué? ¿Por qué seguimos separando a los niños en rosa y azul?, ¿en Barbies y  Action-Man?, ¿en cocinitas y coches? ¿en enfermeras y médicos?, ¿en amas de casa o trabajar como mi papá?

¿En qué parte de la caja de la Barbie viene que eso solo puede ser usado por niñas o niños amanerados? ¿Por qué a un niño no puede gustarle jugar con un muñeco bebé?

No se va a volver gay por eso, uno no se vuelve gay. Uno es como es y no habrá nada que lo cambie. No existen juguetes que estimulen la homosexualidad (por mucho que se empeñen algunos colectivos). Si en países donde la homosexualidad es un delito, no hay ninguna estimulación y no está aceptado pero aún así sigue habiendo cuidadanos homosexuales, ¿cómo pueden pensar que una barbie va a cambiar algo que la amenaza de pena de muerte no cambia?

El problema son los roles, los roles que hemos aceptado. Los hijos de las mamás. Solo una madre sabe cuidar a su hijo…¿y qué pasa con el padre?, ¿él no tiene que hacer al respecto? Si es capaz de dirigir la cuchara hacia su boca, también lo es de hacerlo con otro ser humano. Ninguna nacemos sabiendo, ninguna sabemos cambiar un pañal o bañar a un bebé hasta que nos lo explican. Otra cuestión es, que por circunstancias de la vida, alguna abuela/tía/madre te lo haya enseñado a los 15 años porque tuviste que cuidar a algún niño y cuando eres madre ya sabes esas cosas. Pero igual que tú aprendiste, puede aprender él. No son tan tontos/torpes, en serio. Pueden hacer las mismas cosas que vosotras. Yo conozco chicos que se les da genial cuidar a bebés y lo primero que escucho es “Mira, lo hace mejor que la madre”, es ese tono de asombro insultante a lo “Pues aparcas bien para ser una tia”.

Mucho nos quejamos de todas aquellas tareas que nos son negadas por el hecho de ser mujer, pero parece que no nos molesta todas aquellas tareas que les negamos a nuestros hijos/hermanos/padres/parejas por el hecho de ser hombre.

Los chicos lloran, no tienen por qué partirse la cara con alguien y no por eso son unos cobardes, no tienen que tirarse a la primera que se les ponga en bandeja para no parecer gay, puede que les guste limpiar y cocinar los domingos y a su mujer pasárselo con las amigas o tiradas en el sofá sin que ella sea una vaga y él un calzonazos.

Si queremos igualdad, dejemos de cuestionarnos por qué un niño quiere jugar con una Barbie.

maxresdefault

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s