Pensamientos profundos

Qué hacer en los días de lluvia

Bienvenidos un día más a El Desván de Aurora. Antes de empezar con mi crítica habitual quiero hacer una aclaración sobre la elección del título para esto blog. Es bien sencillo: porque me dio la gana. ¿Conozco a alguna Aurora que me inspirara? No, ¿me gustaría llamarme Aurora? No, ¿quiero llamar a mi hija Aurora?Pues a lo mejor pero por eso no puse este nombre. Se llama El Desván de Aurora porque sí, fin del misterio.

Dicho esto, pasemos al asunto que me trae hoy por aquí. Estamos en unos días de lluvia que a la gente le parece estar encantando. “Ay cómo me gusta la lluvia”, “Dormir con el sonido del agua caer “etc etc…A mi la lluvia me pone de mala leche, en serio, no entiendo por qué os gusta. Si alguien dice que le encanta Sevilla a 49 grados lo toman por loco, pero si alguien dice que le gusta pasear bajo la lluvia es un alma libre. ¡Hombre, por favor!

Para empezar caminar bajo la lluvia conlleva llegar hecho una sopa a tu casa o a donde sea que vayas. El paraguas solo protege de cintura para arriba, los bajos de los pantalones llegan de un nuevo tono. ¿Es eso lo que os gusta?, ¿calcetines húmedos?

Siguiente putada de la lluvia: secar la ropa. La lluvia coincide con los días en que tienes pensado lavar más ropa. Yo me imagino a una nube con un monóculo y acariciando un gato mientras ve mi cesta de la ropa y piensa: “Mírala, mírala, con tres kilos de sábanas y esos pantalones que se quiere poner el viernes…y no tiene secadora, allá vamos”. Puede que eso último lo haya exagerado un poco, pero podría ser.

Otro gran inconveniente de la lluvia es el frío que hace, y si alguno me dice que no, le invito a que se quede un rato bajo la lluvia y me diga lo contrario. Hace un frío que pela y lo peor de todo es la humedad.

Pero no todo es malo, hay cosas que puedes hacer en los días de lluvia

– Regar el potito mustio. Si alguien no lo sabe, un potito es la maceta pequeña de decoración que alberga una planta interior que está más muerta que viva pasado unos meses desde su adquisición. Pues no hay problema, sacas la maceta a la ventana y que la naturaleza haga el resto.

-Puedes sacar fotos para subirla a las redes sociales. Me hace un poco de gracia cuando me envían fotos de la que está cayendo y viven a 20 minutos de mi casa, ¿que os pensáis que pasa en mi patio?, ¿que estamos bajo un cocotero tomando el sol? Aquí también llueve.

– Tienes nueva frase para iniciar una conversación: “La que está cayendo,  eh”…Aunque con esto de la crisis, si no ha salido a la calle puede que lo coja por el sentido económico.

– Si tienes coche puedes jugar a un juego llamado: “A ver a cuántas personas consigo empapar”, se trata del inocente juego de pasar rápido cerca de un charco y de personas que estén caminando y alegrarles la tarde..¿.Qué?, es un juego válido como cualquier otro.

– No tienes que lavar el coche. Si eres tan perezosa como yo para lavarlo, la lluvia te hace el trabajo sucio.

– Puedes imitar a Gene Kelly, solo necesitas una farola y ningún tipo de verguenza propia.

 

Y creo que ya está, bueno, también esta la opción de tumbarte en la cama mientras escuchas Coltrane para regodearte en tu melancolía, con la lluvia así de fondo queda como más películero.

Espero que después de esto aprovechéis mucho mejor los días de lluvia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s