Pensamientos profundos

Las fotos de antes

Me he puesto nostálgica y estaba pensando en el ayer, en las cosas de antes que molaban más que las de ahora. Antes hacíamos mejor las cosas, todo estaba más claro y vivíamos según unas normas.

Ahora no.

Ahora todo es un cachondeo, Sodoma y Gomorra es un parque infantil cristiano a nuestro lado. Hemos perdido el norte.

Y la culpable es la tecnología. La tecnología nos ha vuelto estúpidos -más- y ha empeorado  nuestras vidas. Ahora hay que aguantar más mierda de los demás porque todos los días nos metemos en Internet para comprobar si la mierda de los demás sigue siendo tan mierda.

Tanta comunicación nos está alejando. Antes de Twitter la humanidad me caía mejor, pero desde que cada uno puede dar rienda suelta a sus pensamientos he notado que he perdido la fe en la humanidad. Los TT me hacen vomitar y vuestros múltiples hagstags sin sentido también.

Y no hablemos de las fotos.

La fotografía era considerada como arte. La sombra de un árbol, una ÚNICA foto al año con tu pareja estrategicamente tomada para rellenar el álbum de fotos de la boda que siempre trae páginas de más, las fotos del bautizo, la comunión y los cumpleaños. ¿Cuántas fotos tenéis impresa en vuestra casa?…¿Y cuántas tenéis en el móvil?,¿en el ordenador?,¿en el instagram?, ¿en facebook?

Ahora coged un álbum cualquiera, ese en el que sales con tu hermana de pequeña durante vuestro cumpleaños e id mirando las fotos, ¿qué os transmite? A mí me tranmiste nostalgia, recuerdos de la infancia, recordar qué mierda me regalaron ese año para que estuviera con esa cara tan seria…Y ahora mirad las del móvil, ¿qué hay? fotos de pies, de apuntes, de una mujer super gorda enseñando más de la cuenta, un grupo de maromos…Nada que queramos enseñarle a nuestros hijos o nietos.

Cuando yo era pequeña, mi abuela me enseñaba fotos suyas y de mi madre, me iba explicando donde fueron tomadas y la historia de cada una. ¿Podéis recordar la historia de cada foto de vuestro móvil? Y si podéis, ¿queréis contarla?

No me imagino diciéndole  a mi hija:

– Mira, aquí estoy yo en la piscina de un amigo. Y aquí también…y aquí me probé un vestido y se lo envié a mis amigas para que opinaran, y esta es una pipa con una forma graciosa, y esto…no sé, creo que es un lunar que me salió pero no lo recuerdo bien. Y aquí estoy posando en ropa interior porque…eh, no, es un bikini…de encajes.

Qué triste.

Antes las fotos plasmaban recuerdos, ahora solo plasman imágenes.

La culpa la tiene las cámaras digitales y su ”ya no necesitarás carrete”. El carrete era algo bueno, uno no podía ser un moñas sin dejarse el sueldo en carretes. La tecnología ha cambiado eso. Ahora ser un moñas es gratis y encima lo comparte con los demás.

Porque antes solo veías las fotos de tus conocidos cuando había una clara amistad, enseñar el álbum de fotos familiar estaba reservado a la gente confianza. La tortura era un gesto de cariño. Ahora podemos saber qué hace mucha gente sin haber cruzado palabra. Una locura.

Así que desde aquí pido la vuelta del carrete..Y de la peseta, que el euro nos está arruinando.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s